El aceite de oliva se diferencia de otros aceites vegetales porque es obtenido de un fruto, que en este caso sería la aceituna, y no de una semilla como es el caso de los otros aceites. Su historia se remonta a hace miles de años, cuando el famoso poeta Homero se refirió a este como “oro líquido”, convirtiéndose en uno de los principales elementos de la dieta mediterránea.

No es de extrañar que en el año 2012 fuera nombrado “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad” por parte de la UNESCO. Si quieres saber más sobre la historia del aceite de oliva, ¡te recomendamos seguir leyendo!

¿Cuándo apareció el aceite de oliva?

Es difícil dar una fecha en concreto para su descubrimiento, pero de lo que sí estamos seguros es que, hace miles de años, diversos pueblos que habitaban en el Mediterráneo (romanos, fenicios y griegos) ya cultivaban el olivo y realizaban la extracción del jugo de la aceituna.

Sin embargo, fue en la antigua Grecia donde el olivo, su fruto y el aceite de oliva en sí adquirieron notoria relevancia. No es casualidad que dichos elementos se observen representados en su moneda o como símbolo de la inmortalidad en las antiguas tumbas.

Antiguas costumbres con el AOVE

Incluso en la antigüedad, la importancia del AOVE era tal que era costumbre darle coronas con ramas de olivo a los participantes de los Juegos Olímpicos. Además, algunas ramas se les entregaban a los ganadores.

En estas mismas competiciones los participantes solían untarse aceite de oliva en el cuerpo, antes y después de haber completado su participación. Todo esto con el objetivo de darse masajes. Esta costumbre ha permanecido incluso en la actualidad.

Además, en esta misma competencia deportiva, tan relevante en la historia de la humanidad, los competidores se untaban aceite en el cuerpo, tanto antes como después de haber completado su participación con el objetivo de realizarse masajes. Así, los masajes con aceite de oliva en la antigüedad eran tan apreciados como lo son actualmente.

Aceite de oliva en el imperio romano

Sin embargo, no fue hasta el tiempo del imperio romano cuando el aceite de oliva obtuvo su máximo esplendor, llegando a popularizarse por toda la cuenca mediterránea hasta llegar a Hispania, antiguo nombre de España cuando aún era provincia romana.

Consigue el mejor aceite de oliva para tus comidas saludables en BuenSalud

Si quieres comidas deliciosas a la par que saludables, no puede faltar en tu despensa nuestro AOVE de BuenSalud. ¡Es uno de los mejores aceites de toda España!

Con nosotros notarás su calidad y su exquisito sabor en cada bocado. ¡Contáctanos y disfruta del mejor aceite de oliva virgen extra!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.